Boutique Erótica y Reuniones Tuppersex

Carro vacío

  657.97.38.78

Slider

Ejercicios de Kegel

¿Que son los ejercicios de Kegel?Los ejercicios de Kegel son ejercicios simples que consisten en activar la musculatura del suelo pélvico como si tuviésemos la intención de contener la orina. Se trata de relajar y apretar los músculos que controlan el flujo de orina. Es importante encontrar los músculos correctos que va a apretar.Para localizar los músculos del suelo pélvico (y no para hacerlo de forma frecuente) la próxima vez que tenga que orinar, arranque y luego pare. Sienta los músculos de la vagina, la vejiga o el ano ponerse firmes y desplazarse hacia arriba. Estos son los músculos del suelo pélvico. Si los siente firmes, ha hecho el ejercicio correctamente. Sus muslos, glúteos y abdomen deben permanecer relajados. Si nuestro objetivo es fortalecer esta musculatura haga los ejercicios de Kegel 3 veces por día: Cerciórese de que la vejiga esté vacía, luego siéntese o acuéstese. Apriete los músculos del suelo pélvico. Manténgalos apretados y cuente hasta 3 a 5 segundos. Relaje los músculos y cuente hasta 3 a 5 segundos. Repita 10 veces, 3 veces al día (mañana, tarde y noche).Respire profundamente y relaje el cuerpo cuando esté haciendo estos ejercicios. Verifique que no esté apretando el estómago, los muslos, los glúteos ni los músculos del pecho.Después de 4 a 6 semanas, debe sentirse mejor y tener menos síntomas. Siga realizando los ejercicios, pero no aumente la cantidad que haga. El exceso puede llevar a distenderse al orinar o defecar.Algunas notas de precaución: Una vez que usted aprenda cómo hacerlos, no practique los ejercicios de Kegel en el momento en que esté orinando más de dos veces al mes. Hacerlo mientras orina puede debilitar los músculos del suelo pélvico con el tiempo o causar daño a la vejiga y los riñones. En las mujeres, hacer los ejercicios de Kegel incorrectamente o con demasiada fuerza puede llevar a que los músculos vaginales se tensionen demasiado. Esto puede causar dolor durante las relaciones sexuales. La incontinencia retornará si usted deja de hacer estos ejercicios. Una vez que usted empiece a realizarlos, posiblemente necesite hacerlos por el resto de su vida. Pueden pasar varios meses para que su incontinencia disminuya una vez que usted empiece a hacer estos ejercicios.Lo interesante sería poder aplicar estos ejercicios en momentos de esfuerzo, por ejemplo, cerrar el suelo pélvico mientras levantamos peso.

Suelo Pélvico

¿Qué es el Suelo Pélvico?El suelo pélvico, a pesar de ser una de las partes más importantes del cuerpo de una mujer, sigue siendo el gran desconocido.En el post de hoy vamos a explicar que es el suelo pélvico, y  en los próximos hablaremos de las consecuencias de tener el suelo pélvico debilitado y de cómo podemos corregirlo.El suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos antigravitatorios que se encuentran en la base de la pelvis. Su función es sostener los órganos pélvicos (vejiga y uretra, útero y vagina y recto) en la posición adecuada porque de ello depende su normal funcionamiento.Debemos imaginarnos un “puente colgante”. En este puente imaginario tendríamos el hueso sacro en un extremo (donde finaliza la columna vertebral) y en el otro lado el pubis. Los “cables suspensorios”, que gracias a su tensión adecuada mantendrían el puente firme, serían principalmente los ligamentos de sostén.Nuestro suelo pélvico no es rígido, es algo dinámico, que se adapta a nuestro movimiento, a los cambios posturales… y lo hace siempre manteniendo una adecuada tensión que sujete nuestra vejiga, el útero y el recto dentro de la pelvis. Cuando el suelo pélvico se debilita, las estructuras que sostiene descienden y por lo tanto se altera su función.Un suelo pélvico debilitado puede provocar incontinencia urinaria, molestias, prolapsos (caída de los órganos intraabdominales), dolor de espalda e incluso disfunciones sexuales.¿Qué ocurre si tenemos un suelo pélvico debilitado?Un suelo pélvico debilitado puede provocar: Incontinencia urinaria, leve o abundante.

Leer más: Suelo Pélvico

El orgasmo es salud

Muchas mujeres sufren en silencio alteraciones del deseo sexual, la disfunción sexual no sólo es cosa de hombres. Es una alteración que afecta a millones de mujeres en todo el mundo, y la mayoría quizás por un tema cultural o educacional lo asumen y no dicen nada. Están años y años sin tener una relación sexual. Las personas que mantienen una actividad sexual sana y frecuente tienen una probabilidad de un 50% de no padecer cuadros depresivos en los próximos años. Disminuye hasta en un 70% los cuadros de ansiedad.

Leer más: El orgasmo es salud

Cómo conseguir bienestar sexual

Cuando el tema de la sexualidad aparece en los medios de comunicación se suele tratar aquello relacionado con los comportamientos de riesgo, las enfermedades de transmisión sexual o los embarazos no deseados. Cristina Corbella, psicóloga especialista en sexología y tesorera de la FEES (Federación Española de Sociedades de Sexología), opina que se habla poco desde la perspectiva positiva de la sexualidad que tanto tiene que ver con el bienestar de la persona.  

Leer más: Cómo conseguir bienestar sexual

Productos destacados

 


Envíos 24h


Devoluciones 14 días


Pago seguro


Faqs


Reuniones a domicilio